Conferencia: La gran Estafa del Cobre

Escrito por Murieta. Este miércoles 10 de Noviembre, en el Auditorio de Derecho de la Universidad de Concepción, se realizó  un foro denominado “La gran Estafa del Cobre”, donde participaron Alberto Vidal, Edgardo Condeza y Jorge Lavandero.

Comenzó la exposición Edgardo Condeza, representante del movimiento por la consulta y los derechos ciudadanos, quien señaló la imperiosa necesidad de renacionalizar el cobre. Tras comentar el escandaloso, pero silenciado Royalty a las mineras, aprobado hace días atrás con la excusa de la reconstrucción, donde se estableció a cambio de dineros frescos de la gran minería del cobre por la invariabilidad tributaria hasta el 2023 –año en que probablemente los yacimientos se agoten-, señaló que no es necesario aprobar leyes lesivas a la nación, pues con las reservas de Codelco guardadas en el extranjero (alrededor de 12 mil 800 millones de dólares) habría alcanzado a cubrir los alrededor de 10 mil millones necesarios.

Por otra parte, señaló  que la renacionalización del cobre es algo plausible, que está en la ley, pues el Estado tiene el derecho inalienable sobre sus recursos naturales.

Comentó además, diversas experiencias de consulta ciudadana, donde la gran mayoría de las personas pensaba que el cobre debía ser chileno oponiéndose a su privatización. Señaló además, la necesidad de democratizar el sistema político chileno, a través del voto directo sobre las autoridades regionales, pues criticó severamente el centralismo santiaguino por sobre las necesidades de las otras regiones.

Alberto Vidal realizó  un repaso histórico sobre el cobre chileno, señalando como el acontecimiento más acertado de la historia económica chilena, la nacionalización del cobre realizada por Salvador Allende por la cantidad de beneficios que había dado al país. A su vez, comentó como a través de la dictadura y mayoritariamente a través de los gobiernos de la Concertación, se ha desnacionalizado el cobre gracias a medidas inconstitucionales, como la ley de Concesiones plenas de 1982 en dictadura y las evasiones y la invariabilidad tributaria como en la Concertación.

Muchas de las medidas que se han tomado para desnacionalizar el cobre no estaban en los programas de la Concertación, y fueron promulgados sin que el congreso legislara ni los medios informaran.

Señaló además, que Codelco explota el 30% del Cobre en Chile, frente al 70% de la gran minería privada, y aporta 3 veces más que la minería privada al Estado. Antes de la nacionalización de Allende, las mineras pagaban un 85% de sus utilidades, hoy pagan solo un 35% de sus utilidades, presuntamente distorsionadas.

Jorge Lavandero indicó  que la reconstrucción de las regiones afectadas tras el 27F, se podía hacer efectiva con el cobre. Pero que si se hace tradicionalmente, demorará  unos 30 años.

Cuestionó además, los índices de crecimiento económico del país, señalando que no le servía de nada a Chile crecer al 6.5% PIB, si era uno de los 7 países más desiguales del mundo.

El gran drama de los chilenos, es que el 80% de la población gana menos de $320.000. Y que un 62% de los ingresos fiscales provienen de este 80% de la población, que paga impuestos indirectos como el IVA, el impuesto a las bencinas y a los cigarrillos. Los más pobres financian al Estado y las empresas mineras no pagan ni siquiera lo que paga un jubilado.

Planteo además, que de las distintas formas en que se eluden los impuestos, es el sacar el cobre en su forma de concentrado, donde por supuesto, llevan más minerales y metales no declarados, sin pagar nada por ellos.

Señaló también, que las ganancias de la minería privada se han elevado a proporciones enormes, porque los gobiernos de la Concertación les han dado tdas las facilidades para ganar cantidades industriales de dólares, sin dejar nada a Chile. Por eso sería necesario cambiar una Constitución y un sistema político viciado, utilizado por una minoría beneficiada para hacer de Chile un país mas igualitario, cuyo motor para la inversión social sería el Cobre.

Todos los invitados, señalaron de forma absoluta, la necesidad de nacionalizar los recursos básicos del país, primordialmente, el cobre.